ASEMAR alerta de un daño económico irrecuperable si continúa el confinamiento de Aranda de Duero

Rate this post

ASEMAR alerta de un daño económico irrecuperable si continúa el confinamiento de Aranda de Duero

 

El empresariado cuestiona la efectividad de esta medida impuesta por la Junta y advierte del cierre definitivo de negocios

 (descargar NP ASEMAR CRISIS CORONAVIRUS)

Desde la Asociación de Empresarios de Aranda y la Ribera, ASEMAR, queremos advertir del daño económico irrecuperable que va a sufrir la ciudad y del inminente cierre de numerosos negocios, de aprobarse la continuidad del confinamiento impuesto por la Junta de Castilla y León con las mismas restricciones que se han sufrido hasta ahora.

Recordamos que ni en los peores momentos del estado de alarma se prohibió acceder a la ciudad para que la población de los municipios de la comarca se pudiera abastecer de productos de alimentación, frescos o perecederos, medicinas, o servicios como Correos, entre muchos otros.

No es verdad que se ha confinado a 32.000 personas, sino que se ha dejado desabastecida a toda el área de influencia de esta localidad, una comarca con más de 60 municipios, la mayoría de los cuales tienen la población triplicada en estas fechas.

Cuestionamos seriamente que el confinamiento esté siendo efectivo y que sirva para contener la expansión de positivos por covid-19.  Principalmente porque se han restringido las entradas y salidas a la ciudad, pero existe libre circulación en todo el resto de la comarca, y las dificultades de abastecimiento de las localidades pequeñas en su ciudad de referencia se han tenido que solucionar en otros pequeños municipios o en localidades más lejanas, lo cual estamos convencidos de que está provocando la expansión del virus.

Además, el empresariado local está preocupado porque algunos de los casos positivos que se están detectando fuera del ámbito laboral implican a trabajadores de las industrias del municipio, muchos de los cuales residen en diferentes pueblos de la Ribera, lo cual está ya afectando a las cadenas de producción.

Sospechamos que la Junta no conoce exactamente la realidad y seriedad de los rebrotes que se han detectado y que están manejando datos de manera superficial para adoptar medidas demasiado estrictas.

Por ello proponemos que se estudien y pongan en marcha otros procedimientos de contención del virus que no afecten de manera tan directa al tejido económico e industrial.

Prolongar siete días más en las mismas condiciones que las actuales el confinamiento de Aranda continuará empeorando aún más una situación que ya es muy negativa, pues numerosos comercios y establecimientos de restauración y hostelería se han visto obligados a cerrar temporalmente al no poder asumir todos los gastos que les supone permanecer abiertos sin clientela.

Desde ASEMAR queremos insistir en que lo primero es la salud de los ciudadanos, sin duda alguna, pero en una crisis sanitaria de esta naturaleza, y después de lo duros que han sido para todos los sectores económicos los meses del estado de alarma, estamos convencidos de que se puede y deben buscar fórmulas o métodos que busquen un equilibrio entre salud y mantenimiento de la economía.

Consideramos que la decisión del confinamiento adoptada por la Junta de Castilla y León se ha olvidado absolutamente de las consecuencias económicas y no estamos dispuestos a que esta situación se prorrogue una semana más y mucho menos los 15 días que ha anunciado el gobierno regional, porque supondrá para el tejido empresarial arandino y ribereño la caída en un pozo del cual va a ser difícil recuperarse.

Tenemos la impresión de que la Administración regional no se da cuenta de  que Aranda de Duero es el tercer polo industrial y económico de Castilla y León y que no es consciente de que los negocios que se ven obligados a cerrar ahora temporalmente no cuentan con las ayudas que se establecieron durante el estado de alarma.